Alfa Capacitación Blog Elemento Misión

Desbloquea tu Potencial

«No hay una carga más pesada para el ser humano que un potencial sin cumplir»
Charles Schulz

Gillian

Gillian era una niña que tenía problemas para prestar atención en su escuela, era incapaz de permanecer quieta. Sus maestros sugerían que quizás lo mejor para ella era una institución de educación especial.

Gillian aún no tenía idea cuál era su elemento.

Antes de tomar esa opción su madre decidió llevarla al psicólogo.
Luego de observar a la niña y de escuchar los pormenores acerca de su bajo rendimiento escolar, el psicólogo hizo una prueba. Le solicitó a Gillian que esperara sola en la habitación donde se encontraban mientras salía a dialogar en privado con su madre.

Antes de retirarse encendió la radio.

Estando afuera, llevó a la madre a una ventana desde donde podían mirar a niña sin que ella los viera. Le propuso observarla solo unos minutos.

La chica casi de inmediato se levantó y empezó a recorrer la estancia al ritmo de la música. Tenía tal gracia y naturalidad en sus movimientos que fácilmente se dieron cuenta del placer que el baile le causaba.

El diagnóstico del psicólogo:
«Señora, su hija no está enferma, es una bailarina. Llévela a clases de danza».

Gillian Lynne es actualmente una coreógrafa reconocida a nivel mundial por haber diseñado las coreografías de musicales icónicos como Cats y El Fantasma de la Ópera.

Encuentra tu Elemento

Son muchas las historias que existen sobre individuos que vivieron el feliz hallazgo de su Elemento.
¿A qué hago referencia con este término? A toda aquella actividad que no sólo te genera una ardiente pasión por realizarla, sino en donde además tu potencial y tus aptitudes alcanzan su máxima expresión.

Este concepto lo he tomado de Ken Robinson, autor del libro «El Elemento: Descubrir tu Pasión lo Cambia Todo».

Hallar nuestro elemento es quizás una de las tareas más importantes del ser humano. Todos poseemos múltiples inteligencias, unas más desarrolladas que otras.

Encuentra tu Elemento como Empresario. Clic para saber más.


Desafortunadamente nuestro sistema educativo otorga una excesiva prioridad a aquella que se relaciona únicamente con las habilidades verbales y matemáticas.

Incluso el famoso test para determinar el Cociente Intelectual se ha posicionado como una regla de medir que define nuestro nivel de inteligencia; una verdadera ridiculez.

Nuestro cerebro es capaz de manifestar su brillantez de variadas formas y en distintas áreas. Hay quienes poseen la inteligencia para dominar distintos idiomas, otros para relacionarse con los demás.
Hay personas que se destacan fácilmente en las actividades deportivas y otras en las académicas. Existen genios musicales y artistas que nos deleitan con sus pinceladas, bailes y representaciones.

Encontrar nuestra manera de ser inteligentes es el primer paso para hallar nuestro Elemento.

El problema es que nuestras capacidades a veces no son tan evidentes, es necesario probar cosas nuevas, vencer paradigmas e incluso esforzarse con la práctica para sacarlas a flote.

El Tiburón de Baltimore

Todos hemos escuchado acerca del nadador Michael Phelps, el Tiburón de Baltimore que ha ganado múltiples medallas en los juegos olímpicos.

En su libro autobiográfico «Bajo la Superficie: Mi Historia», Phelps hace una sorprendente confesión: de niño le temía al agua.

Hagamos una pausa y reflexionemos sobre el cambio de rumbo que ese miedo pudo haberle generado. Es el mismo que puede provocar en nuestras vidas frases como «eso no es para mí», «debe ser muy difícil hacer aquello», «quizás no me guste el resultado si lo intento».

Aparentemente Phelps tenía un buen argumento para practicar otros deportes, sin embargo decidió probar y zambullirse en una alberca. Pronto descubrió que estaba en su Elemento.

Lo demás ya es historia.

Encontrar tu Elemento no significa encontrar aquello que te lleve a la fama o resuelva tus necesidades económicas. En muchos casos eso sucede pero llega por añadidura.

Lo principal que debes esperar es felicidad, que sea aquello por lo cual te despiertas motivado cada mañana y el causante de que el tiempo pase inadvertidamente.

Quienes que ya lo encontraron, ¡felicidades!, han hallado una mina de alegrías y satisfacciones.
Aquellos que no se identifiquen en su Elemento es momento de emprender la búsqueda.

Cuentan que Miguel Ángel, el afamado escultor de La Pietá, luego de concluir su obra y al recibir tantas muestras de admiración por su talento, expresó las siguientes palabras:
«¿Cómo puedo hacer una escultura? Simplemente retirando del bloque de mármol todo lo que no es necesario».

Debajo de este bloque de mármol que eres tú el día de hoy quizás se encuentre aún escondida la mejor versión de ti mismo y para desbloquear tu potencial, es necesario retirar todo aquello que te impida encontrar tu pasión, compromisos, suposiciones, temores…

Fuiste diseñado para moverte en un elemento, eres único, no renuncies a la posibilidad de encontrarlo.

error: ¡Contenido Protegido!
%d bloggers like this: